Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

La Educación, Page 255

Capítulo 33—La cooperación

“Somos miembros los unos de los otros”. Efesios 4:25.

En la formación del carácter, ninguna influencia cuenta tanto como la del hogar. La obra del maestro debería complementar la de los padres, pero no ocupar su lugar. En todo lo que se refiere al bienestar del niño, los padres y maestros deberían esforzarse por cooperar.

La cooperación tiene que empezar con los padres en el hogar. Comparten la responsabilidad de la educación de los niños y han de esforzarse constantemente por actuar juntos. Entréguense a Dios y pídanle ayuda para apoyarse mutuamente. Enseñen a sus hijos a ser fieles al Señor, a los principios, a sí mismos y a todos aquellos con quienes se relacionan. Con semejante educación, los niños, una vez enviados a la escuela, no serán causa de disturbios o ansiedad. Serán una ayuda para sus maestros y un ejemplo y motivación para sus compañeros.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»