Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Mensajes Para los Jóvenes, Page 52

Capítulo 11—El carácter del conflicto

La voluntad del hombre es agresiva y está constantemente esforzándose por doblegar todas las cosas a sus propósitos. Si está alistada de parte de Dios y la justicia, los frutos del Espíritu aparecerán en la vida; Dios ha señalado “gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno”.1Romanos 2:10.

Cuando se permite que Satanás amolde la voluntad, él la usa para llevar a cabo sus fines. Fomenta teorías de incredulidad e incita al corazón humano a guerrear contra la Palabra de Dios. Con esfuerzos persistentes, perseverantes, trata de inspirar a los hombres con sus propias energías de odio y antagonismo contra Dios, y de ponerlos en orden de batalla contra las instituciones y los requerimientos del cielo y las operaciones del Espíritu Santo. Alista bajo su estandarte a todos los agentes del mal, y los lleva al campo de batalla bajo su mando, para oponer al bien el mal.

Llamamiento a oponerse a las fuerzas del mal

La obra de Satanás es destronar a Dios del corazón y moldear la naturaleza humana conforme a su propia imagen deforme. Excita todas las malas propensiones, despierta las pasiones impuras y las ambiciones. Declara: te daré todo este poder, estos honores, estas riquezas y estos placeres pecaminosos. Pero pone por condición que la integridad sea sacrificada, y la conciencia embotada. De ese modo degrada las facultades humanas, y las hace cautivas del pecado.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»