Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Mente, Carácter y Personalidad 1, Page 295

Capítulo 32—La pasión y el amor ciego*Véase la Sección V. “La fuerza vitalizadora de la vida”.

Durante el noviazgo se necesita el sentido común

Los jóvenes confían demasiado en los impulsos. No deberían entregarse demasiado rápido ni dejarse cautivar tan pronto por la belleza externa del objeto de su amor. El noviazgo tal cual se realiza en esta época es una farsa e hipocresía con la cual el enemigo de las almas tiene más que ver que el Señor. Si en algo se necesita el buen sentido es en esto, pero el hecho es que este tiene poco que ver en el asunto.—The Review and Herald, 26 de enero de 1886; Mensajes para los Jóvenes, 447, 448.

Desarrollar los rasgos más nobles

Las ideas sobre el noviazgo tienen su fundamento en conceptos erróneos con respecto al matrimonio. Siguen el impulso y la pasión ciega. El noviazgo es conducido con un espíritu de flirteo. Las parejas con frecuencia violan las reglas de la modestia y la reserva y son culpables de indiscreción, si es que no quebrantan la ley de Dios. No perciben el supremo, elevado y noble propósito de

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»