Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Joyas de los Testimonios 2, Page 378

Los congresos*Testimonios para la Iglesia 6:38-46 (1900).

Es importante que los miembros de nuestras iglesias asistan a nuestros congresos. Los enemigos de la verdad son muchos; y debido a que somos pocos, debemos presentar un frente tan sólido como sea posible. Necesitamos individualmente los beneficios del congreso, y Dios nos invita a formar en las filas de la verdad.

Algunos dirán: “Cuesta mucho viajar, y sería mejor que ahorrásemos el dinero y lo diésemos para el progreso de la obra donde tanto se necesita.” No razonéis así; Dios os invita a ocupar vuestro lugar entre las filas de su pueblo. Fortaleced la reunión en todo lo que podáis estando presentes con vuestras familias. Haced un esfuerzo especial para asistir a la congregación del pueblo de Dios.

Hermanos y hermanas, es mucho mejor que dejéis sufrir en algo vuestros negocios antes que descuidar la oportunidad de oír el mensaje que Dios tiene para vosotros. No presentéis excusa que os impida adquirir toda ventaja espiritual posible. Necesitáis todo rayo de luz. Necesitáis prepararos para dar una razón de la esperanza que hay en vosotros, con mansedumbre y temor. No podéis perder tal privilegio.

Antiguamente el Señor ordenó a su pueblo que se reuniese tres veces al año para rendirle culto. Los hijos de Israel acudían a estas santas convocaciones, trayendo a la casa de Dios sus diezmos, así como las ofrendas por el pecado y las de gratitud. Se reunían para relatar las misericordias de Dios, para conocer sus obras admirables, tributarle agradecimiento y alabar su nombre. Debían participar en el servicio de sacrificios que señalaba a Cristo como Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Así habían de preservarse del poder

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»