Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Mensajes Selectos Tomo 2, Page 428

Dios intervenga; y las consecuencias de esto son terribles. “Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable”. Nahúm 1:3. El paciente Dios es admirable, porque restringe sus propios atributos; sin embargo, no por eso el castigo es menos seguro. Cada siglo de libertinaje ha acumulado ira para el día de la ira, y cuando llegue el tiempo, y la iniquidad esté completa, entonces Dios realizará su obra extraña. Se encontrará que es una cosa terrible haber agotado la paciencia divina, porque la ira de Dios se derramará en forma tan marcada e intensa que se la presenta como una ira que no está atemperada por la misericordia; y hasta la tierra misma quedará arrasada. En el tiempo cuando la apostasía sea nacional, cuando los dirigentes del país, obrando de acuerdo con el plan de acción satánico, se alisten junto al hombre de pecado, entonces se colmará la medida de la culpa; la apostasía nacional es la señal para que ocurra la ruina nacional.

Dios ha puesto a su pueblo en la brecha para reparar la muralla, para elevar el fundamento de muchas generaciones. Las inteligencias celestiales, los ángeles superiores en fortaleza, están esperando, obedientes a sus órdenes, para unirse con los instrumentos humanos, y el Señor intervendrá cuando las cosas hayan alcanzado un estado tal que únicamente el poder divino sea capaz de contrarrestar la obra de los instrumentos satánicos. Cuando su pueblo corra el mayor peligro, cuando al parecer sea incapaz de resistir contra el poder de Satanás, entonces Dios obrará en su favor. La necesidad extrema del hombre constituye la oportunidad de Dios.

Ahora es el momento cuando los que son leales y fieles deben levantarse y brillar, porque la gloria del Señor ha surgido sobre ellos. Ahora no es el momento de ocultar nuestros colores; no es el tiempo de convertirse en traidores en medio de la intensidad de la batalla; no es el tiempo de deponer las armas de combate. Los atalayas que están en las murallas de Sion deben estar bien despiertos.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»