Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Mensajes Selectos Tomo 2, Page 432

48—Se necesita una obra de purificación

Basilea, Suiza, 8 de diciembre de 1886

Estimados Hnos. [G. I.] Butler y [S. N.] Haskell,

Durante semanas no he podido dormir después de las tres y media de la madrugada. He tenido una profunda intranquilidad mental a causa de la condición de nuestro pueblo. Este debería estar muy a la cabeza de cualquier otro pueblo del mundo porque tenemos una mayor luz y un mayor conocimiento de la verdad, lo cual nos hace más responsables de promover esa luz, y no solamente profesar creer la verdad pero sin practicarla. Cuando practicamos la verdad estamos siguiendo a Jesús, quien es la luz del mundo; y si nosotros como pueblo no nos elevamos constantemente y si no nos hacemos cada vez más espirituales, entonces estamos llegando a ser como los fariseos, llenos de justicia propia, mientras no hacemos la voluntad de Dios.

Debemos acercarnos mucho más a Dios. Nuestra vida diaria debe tener menos del yo y más de Jesucristo y su gracia. Vivimos en un período importante de la historia del mundo. El fin de todas las cosas está cercano; las arenas del tiempo se están escurriendo rápidamente; pronto se dirá en el cielo: “Hecho está”. Apocalipsis 21:6. “El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía”. Apocalipsis 22:11.

Nuestros testimonios deben cobrar mayor intensidad y

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»