Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Testimonios Selectos Tomo 3, Page 373

vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que no temáis: más valéis vosotros que muchos pajarillos.”

Es difícil para los seres humanos prestar atención a los asuntos menores de la vida mientras la mente se concentra en negocios de vasta importancia. Pero, ¿no debe existir esta unión? El hombre formado a la imagen de su Hacedor debe unir las mayores responsabilidades con las menores. Puede estar engolfado en ocupaciones abrumadoras y descuidar la instrucción que sus hijos necesitan. Puede considerar estos deberes como los menores de la vida, cuando en realidad constituyen el mismo cimiento de la sociedad. La felicidad de las familias y de las iglesias depende de las influencias que se sienten en el hogar. Los intereses eternos dependen del debido cumplimiento de los deberes de esta vida. El mundo no necesita tanto grandes intelectos como hombres buenos que sean una bendición en sus hogares.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»