Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Consejos para los Maestros, Page 459

Capítulo 67—El estudiante de medicina

Mientras procura prepararse para su vocación, el estudiante de medicina debe ser estimulado a alcanzar el más alto desarrollo posible en todas sus facultades. Sus estudios, por exigentes que sean, no necesitan forzosamente minar su salud física, ni disminuir su goce en las cosas espirituales. A través de toda su preparación, puede crecer continuamente en la gracia y en el conocimiento de la verdad, y al mismo tiempo aumentar constantemente la reserva de conocimiento que le hará un sabio en su profesión.

A los estudiantes de medicina quisiera decirles: Iniciad vuestro curso de estudios con la resolución de hacer lo recto y conservar los principios cristianos. Huid de la tentación, y evitad toda influencia en favor del mal. Conservad vuestra integridad de alma. Mantened un aprecio concienzudo de la verdad y la justicia. Sed fieles en las responsabilidades más pequeñas, y mostraos reflexivos, críticos, con corazón sano e íntegros, siendo leales a Dios y fieles a la humanidad.

Hay oportunidades delante de vosotros; si sois estudiosos y sinceros, podréis obtener una educación del más alto valor. Sacad el mejor partido de vuestros privilegios. No os conforméis con proezas comunes; procurad calificaros para ocupar puestos de confianza en relación con la obra del Señor en la tierra. Unidos con el Dios de sabiduría y poder, podéis llegar a ser intelectualmente fuertes, y ser cada vez más capaces como ganadores de almas. Podéis llegar a ser hombres y mujeres de responsabilidad e influencia,

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»