Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 168

comunicarles acerca de su responsabilidad para con Dios. Los tales padres necesitan comprender que Dios desea verlos educar, disciplinar y preparar a sus hijos recordándoles siempre el hecho de que están formando su carácter para la vida presente y para la venidera.8The Review and Herald, 6 de junio de 1899. HC 167.4

No dependáis de los maestros de la escuela sabática para que sea hecha vuestra obra de enseñar a vuestros hijos el camino por donde deben andar. La escuela sabática es una gran bendición; puede ayudaros en vuestra obra, pero nunca podrá reemplazaros. Dios encargó a todos los padres y madres la responsabilidad de llevar a sus hijos a Jesús y de enseñarles a orar y a creer en la Palabra de Dios. En la educación de vuestros hijos no pongáis a un lado las grandes verdades de la Biblia, suponiendo que la escuela sabática y el ministro harán la obra que descuidéis. La Biblia no es demasiado sagrada ni sublime para que se la abra diariamente y estudie diligentemente. Las verdades de la Palabra de Dios deben ser relacionadas con las supuestas cosas pequeñas de la vida. Si se las considera debidamente iluminarán la vida común supliendo motivos para obedece, y principios para la formación de un carácter recto.9Manuscrito 5, 1896. HC 168.1

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»