Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 227

en su ser. Con leal propósito y firme integridad, las madres dispondrán del poder y de la gracia del Cielo para dejar brillar su luz en el mundo, tanto por su propia conducta justa como por el carácter noble de sus hijos.3Good Health, febrero de 1880.

Tenga dominio propio en la alimentación—La madre necesita ejercer el más perfecto dominio propio; y para conseguirlo debe tomar toda precaución posible contra cualquier disturbio físico o mental. Debe ordenar su vida de acuerdo con las leyes de Dios y de la salud. Como la alimentación afecta materialmente el intelecto y la disposición, la madre debe ser muy cuidadosa al respecto y comer alimentos nutritivos, pero que no sean estimulantes a fin de tener nervios serenos y genio apacible. Le resultará entonces más fácil manifestar paciencia para tratar con las variables tendencias de sus hijos y para sostener las riendas del gobierno con firmeza y sin embargo afectuosamente.4Pacific Health Journal, mayo de 1890.

Irradia alegría en toda circunstancia—La madre puede y debe hacer mucho para dominar sus nervios y ánimo cuando esté deprimida. Aun cuando está enferma, puede, si se educa a sí misma, manifestar una disposición agradable y alegre, y puede soportar más ruido de lo que una vez creyera posible. No debiera hacer sentir a los niños su propia flaqueza y nublar sus mentes jóvenes y sensibles por su propia depresión de espíritu, haciéndoles sentir que la casa es una tumba y que la pieza de mamá es el lugar más lúgubre del mundo. La mente y los nervios se entonan y fortalecen por el ejercicio de la voluntad. En muchos casos, la fuerza de voluntad resultará ser un potente calmante de los nervios. No dejéis que vuestros hijos os vean con rostros ceñudos.5Joyas de los Testimonios 1:136.

Aprecie la estima de su esposo y de sus hijos—Cuando hacen su trabajo, las hermanas no deben vestir ropas que les den el aspecto de espantapájaros. A sus esposos e hijos les agradará aun más que a las visitas o a los extraños el verlas vestidas con ropas que les sienten bien. Algunas esposas y

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»