Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 274

Sección 12—Normas de la vida familiar

Capítulo 52—El gobierno del hogar

Principios guiadores para los padres—En el mundo, muchos dedican sus afectos a cosas que en sí son tal vez buenas, pero se satisfacen con ellas y no procuran el bien mayor y más elevado que Cristo desea darles. No debemos tratar ahora de privarlos bruscamente de lo que consideran estimable. Revelémosles lo bello y precioso de la verdad. Induzcámoslos a contemplar a Cristo y su amabilidad. Entonces se apartarán de todo lo que desvíe de él sus afectos. Tal es el principio que debe regir la actuación de los padres en la educación de sus hijos. Por vuestra manera de obrar con los pequeñuelos podéis, mediante la gracia de Cristo, amoldar su carácter para la vida eterna.1Manuscrito 4, 1893.

Los padres y las madres debieran dedicar su vida al estudio de cómo lograr que sus hijos se acerquen tanto a la perfección del carácter como puede lograrlo el esfuerzo humano combinado con la ayuda divina. Ellos han aceptado esta tarea con toda la importancia y responsabilidad que entraña, por el hecho de que trajeron hijos al mundo.2Fundamentals of Christian Education, 67.

Se necesitan reglas para gobernar el hogar—Todo hogar cristiano debe tener reglas; y los padres deben, en sus palabras y su comportamiento mutuo, dar a los niños un precioso ejemplo vivo de lo que desean que lleguen a ser. Enseñad a los niños y jóvenes a ser fieles a Dios y a los buenos principios;

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»