Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 356

Capítulo 64—La integridad comercial

La Biblia es fuente de principios—No hay ramo de negocios lícitos para el cual no provea la Biblia una preparación esencial. Sus principios de diligencia, honradez, economía, temperancia y pureza son el secreto del verdadero éxito. Estos principios, según los presenta el libro de Proverbios, constituyen un tesoro de sabiduría práctica. ¿Dónde pueden hallar el comerciante, el artesano, el director de hombres en cualquier ramo comercial, mejores máximas para sí y sus empleados que las que se encuentran en las palabras del sabio?

“¿Ves a un hombre diligente en sus negocios? se presentará delante de los reyes; no estará en presencia de hombres de baja esfera.”

“En todo trabajo hay provecho; mas la parlería de los labios conduce solamente a la indigencia.”

“El alma del perezoso desea, y nada tiene.” “El beodo y el comilón empobrecerán, y la somnolencia vestirá al hombre de andrajos.”...

Más de un hombre hubiera escapado al fracaso y a la ruina financiera, si hubiese tenido en cuenta las repetidas advertencias que se recalcan en las Escrituras:

“El que se apresura a enriquecerse no será inocente.”

“Las riquezas adquiridas sin esfuerzo se menoscaban; pero el que recoge con mano laboriosa, las aumenta.”

“Allegar tesoros con lengua mentirosa, es como el fugaz aliento de los que buscan la muerte.”

“El que toma prestado es siervo de aquel que presta.”

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»