Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 132

refinada. Pero ésta no es la verdadera ciencia de la experiencia cristiana. Cuando suponen que han alcanzado alturas espirituales de refinamiento, Satanás, vestido como ángel de luz, les presenta complacencias que hace aparecer como si no fueran pecado.

Yo os advertiría contra estas doctrinas aparentemente refinadas, que sostienen que el pecado no es pecado, y enseñan la posibilidad de vivir una vida espiritualista por encima de la bajeza del pecado. Escribo esto porque hay quienes están entrando en la tentación con respecto a esta ciencia refinada de logros espiritistas. Vosotros enfrentaréis esta ciencia y difícilmente sabréis cómo controlarla.

Ya nos alcanzan los peligros de los últimos días, cuando algunos, sí, muchos, se apartarán de la fe, escuchando a espíritus seductores y a doctrinas de demonios. Sed cautelosos tocante a lo que leéis y a cómo escucháis. No toméis ni una partícula de interés en las teorías espiritistas. Satanás espera obtener la victoria sobre todos los que se dejen engañar por su hipnotismo. Él comienza a ejercer su poder sobre ellos tan pronto como empiezan a investigar sus teorías.—Carta 123, 1904.

Descuido de las verdades fundamentales por especulación ociosa

En la Palabra de Dios hay grandiosas verdades que son dignas de un intenso estudio. ¿Menospreciaremos estas grandes verdades fundamentales para entrar en especulación sobre lo que no ha sido claramente revelado? Acerca de algunas de estas doctrinas teóricas frecuentemente se me hacen preguntas que yo no me siento con libertad de responder. Algunas veces contesto a los que me hacen tales preguntas: “Usted tiene la Palabra. Si el Señor deseara que supiera ese asunto, usted encontraría la respuesta en su Palabra, y no necesitaría preguntarme a mí. Si llegamos al

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»