Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 143

del yo para dirigirse a las bondades de la naturaleza. Cuanto menos se dirija la atención hacia el estómago luego de una comida, mucho mejor será. Si usted teme constantemente que su alimentación le hará daño, con seguridad así será. Olvide el yo, y piense en algo animador.—Testimonios para la Iglesia 2:470.

Inspirad al desanimado

Contad al doliente acerca del Salvador compasivo... Él contempla con misericordia a los que consideran que su caso es desesperanzado. Mientras el alma está llena de temor y terror, la mente no puede contemplar la tierna compasión de Cristo. Nuestros sanatorios deben ser un canal para comunicar paz y descanso a toda mente cargada. Si podéis inspirar al desanimado con una fe salvadora y esperanzada, el contentamiento y el gozo tomarán el lugar del desánimo y la inquietud. Entonces ocurrirán cambios maravillosos en su estado físico. Cristo restaurará tanto el cuerpo como el alma, y al ser conscientes de su compasión y amor, descansarán en él. Él es la Estrella Resplandeciente de la Mañana, que refulge entre las tinieblas morales de este mundo pecaminoso y corrupto. Él es la Luz del mundo, y todos los que le den el corazón hallarán paz, descanso y gozo.—Carta 115, 1905.

Falsos milagros

Satanás es un estudiante diligente de la Biblia. Él sabe que su tiempo es corto, y busca en toda ocasión contrarrestar la obra del Señor en esta tierra. Es imposible dar alguna idea de la experiencia de la gente del pueblo de Dios que estará viva en la tierra cuando la gloria celestial y una repetición de las persecuciones del pasado se unan de nuevo. Andarán a la luz que procede del trono de Dios. Por medio de los ángeles habrá una comunicación constante entre el cielo y la tierra. Y Satanás, rodeado de los ángeles inicuos

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»