Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 145

obtener. Estas son las lecciones que los estudiantes deben recibir en nuestras escuelas, para que salgan de ellas con pensamientos puros, y con mentes y corazones limpios que los preparen para ascender por la escalera del progreso y para practicar las virtudes cristianas.—Manuscrito 86, 1905.

Esfuerzos de Satanás para confundir la mente

Por miles de años Satanás ha estado experimentando con las propiedades de la mente humana, y ha aprendido a conocerla bien. Por medio de su obra sutil, está uniendo la mente humana con la suya en estos últimos días, imbuyéndola con sus pensamientos; y él está haciendo esta obra de una manera tan engañosa que los que aceptan su guía no saben que están siendo guiados por él a su voluntad. El gran engañador espera confundir de tal manera la mente de hombres y mujeres que éstos no oigan nada más que su voz.—Carta 244, 1907.

Un sistema peligroso de cura mental

Estoy tan preocupada por su caso que debo continuar escribiéndole, no sea que en su ceguera no vea dónde necesita reformarse. Se me instruye que usted está albergando ideas que Dios ha prohibido contemplar. Me refiero a ellas como una especie de cura mental. Usted supone que puede utilizar esta cura mental en su trabajo profesional como médico. En tono ferviente de advertencia se dijeron estas palabras: Cuidaos, cuidaos de dónde colocáis los pies y adónde lleváis la mente. Dios no os ha señalado esta obra. La teoría de que una mente controle a otra mente es originada por Satanás para introducirse como el obrero principal y establecer la filosofía humana donde debe estar la divina.

Ningún hombre o mujer debiera ejercer su voluntad para controlar los sentidos o la razón de otra persona, de tal manera que la mente de aquella persona se rinda

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»