Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 155

Sección 7—Honorarios y sueldos

Honorarios exorbitantes

Las tradiciones y las costumbres se han entretejido de tal forma en la creencia de la profesión médica que se necesita enseñar de nuevo a los médicos los principios básicos de los métodos del Señor. El médico ministra al cuerpo en la curación; sin embargo, toda la obra pertenece al Señor. Él debe cooperar con los médicos; de lo contrario no puede haber éxito.

Por favor lean con cuidado el capítulo 15 de Éxodo. El Señor dio a Moisés un mensaje de aliento para los hijos de Israel. Ellos no merecían el bien que les había impartido y lo que estaba haciendo por ellos; sin embargo, hizo este pacto de misericordia con ellos: “Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador”. Lean también los capítulos 7, 8 y 28 del libro de Deuteronomio.

La lección de Dios para Israel

El Señor tuvo una lección que enseñar a los hijos de Israel. Las aguas de Mara fueron una lección objetiva, que representaba las enfermedades que los seres humanos se acarrean a causa del pecado. No es un misterio que los habitantes de la tierra sufran de enfermedades de toda clase y tipo. Es debido a que transgreden la ley de Dios. Así hicieron los hijos de Israel. Ellos quebrantaron las barreras que Dios en su providencia había erigido para preservarlos

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»