Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 167

pero a quienes, debido a la falta de recursos, no se les puede emplear.—Manuscrito 59, 1912.

La política de las componendas es una deshonra para Dios

Hay quienes os sugerirán que a fin de tener éxito en vuestra profesión debéis ser políticos; que a veces debéis apartaros de la estricta rectitud. Estas tentaciones hallan fácil acogida en el corazón del hombre; pero digo lo que sé. No seáis engañados o seducidos. No miméis el yo. No abráis una puerta por medio de la cual el enemigo pueda entrar a posesionarse del alma. Hay peligro en la primera y más ligera desviación de la más estricta rectitud. Sed fieles a vosotros mismos. En el temor de Dios preservad la dignidad que él os ha dado. Hay gran necesidad de que cada obrero médico se mantenga aferrado al brazo del Poder infinito.

La adopción de métodos políticos seguramente nos ocasionará dificultades. El que considera el favor de los hombres como más deseable que el favor de Dios caerá bajo la tentación de renunciar a los principios en favor de la ganancia o el reconocimiento mundano. Así se sacrifica constantemente la fidelidad a Dios. La verdad, la verdad de Dios, debe albergarse en el alma y ser conservada con la fimeza del cielo; de lo contrario el poder de Satanás la arrebatará.

Nunca deis cabida al pensamiento de que un médico honrado y veraz no puede tener éxito. Un sentimiento tal deshonra al Dios de la verdad y la justicia. Él puede tener éxito, porque tiene de su parte a Dios y al cielo. Rechácese severamente todo cohecho ofrecido para disimular. Aferraos a vuestra integridad en la fuerza de la gracia de Cristo, y él cumplirá la palabra que os ha dado.—Consejos para los Maestros Padres y Alumnos acerca de la Educación Cristiana, 469, 470.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»