Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 182

Se requiere experiencia y sabiduría

Se pueden conseguir muchos médicos que dejaron de ser estudiantes cuando recibieron sus diplomas, que se inflan y sienten que saben todo lo que hay que saber, y creen que no es esencial conocer lo que no saben. Pero los médicos que queremos no son de esta clase . Cuando un médico acepta su cargo como facultativo, cuanto más genuina y práctica sea la experiencia que tenga, más completamente sentirá su carencia de conocimiento.

Si es autosuficiente, leerá artículos referentes a las enfermedades y cómo tratarlas sin la ayuda de los medios naturales; aceptará declaraciones y las incluirá en su práctica sin un profundo escudriñamiento, sin estudio concienzudo, sin cernir toda teoría, y simplemente se convertirá en un trabajador mecánico. Ya que conoce tan poco, estará listo a experimentar con la vida de los seres humanos y a sacrificar no pocos de ellos. Esto es asesinato, asesinato real. Él no hizo su labor con mala intención; no tenía propósitos malignos; pero se sacrificaron vidas a causa de su ignorancia, porque fue un estudiante superficial, porque no tenía esa práctica que hiciera de él un hombre responsable para confiarle vidas humanas. Se requiere una dedicación muy cuidadosa... para llevar la carga de un médico que desea cumplir cabalmente con su labor.

Todo médico que ha recibido una educación cabal, será muy modesto en sus pretensiones. No se atreverá a correr riesgo alguno experimentando con la vida humana, por temor a hacerse culpable de asesinato y que esto se escribiera contra él en los libros del cielo. Sólo el médico competente y cuidadoso tendrá una mínima relación con las drogas, y nunca se jactará de que los venenos fuertes son mucho más eficaces que una pequeña cantidad cuidadosamente administrada.—Manuscrito 22, 1887.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»