Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 207

instituciones, tratar de competir en tamaño o esplendor con las instituciones del mundo . El gran deseo de los administradores de nuestros sanatorios debe ser andar en tal obediencia ante el Señor que todos los auxiliares vinculados con estas instituciones puedan caminar con Dios, por fe, como lo hizo Enoc.

El Señor guiará a todos los que caminen humildemente con él. Los hombres humildes que confíen en él serán los obreros de más éxito en su causa.

Obtendremos la victoria, no al erigir edificios masivos en rivalidad con los enemigos del Señor, sino al dar cabida a un espíritu como el de Cristo, de humildad y mansedumbre. Es mucho mejor la cruz y las esperanzas chasqueadas que vivir con los príncipes y perder el cielo. Habrá una amarga oposición a la verdad; pero ésta nunca perderá su vitalidad.—Manuscrito 109, 1902.

Desventajas de las instituciones grandes

“Deshaced los grandes centros—ha sido la palabra del Señor—. Llevad la luz a muchos lugares”. Los que están deseosos de recibir una preparación para la obra médica misionera eficaz deben comprender que los sanatorios grandes se manejarán en forma tan similar a las instituciones del mundo, que los estudiantes que trabajen en ellos no podrán obtener una capacitación simétrica para la obra médica misionera cristiana.

La proclamación de la verdad en todas partes del mundo requiere sanatorios pequeños en muchos lugares, no en el centro de las ciudades, sino donde las influencias citadinas se sientan tan poco como sea posible.

Estoy obligada a decir que la construcción de una planta tan grande en _____ y el agrupar en un lugar a los que deben dedicarse a la obra médica misionera en muchos lugares, es justamente lo que Dios ha especificado que no

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»