Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 217

ellos.—Manuscrito 154, 1902.

Disposición a recibir consejo

Nadie en una institución, ni siquiera el superintendente, debe tomar la posición de que está libre para seguir su propio juicio en todas las cosas. Que nadie píense que sabe demasiado como para no necesitar aprender más. A menos que estemos aprendiendo constantemente de Cristo, y a menos que estemos dispuestos a recibir consejo y amonestaciones de nuestros hermanos, fracasaremos en nuestra labor, pues nos convertiremos en autosuficientes, y Dios no puede trabajar con los tales...

Rápido para discernir

El hombre que ocupa la posición de superintendente debe ser valeroso y veraz, listo para defender lo que sabe que es correcto. Debe ser rápido para discernir y discriminar, que pueda convertir el mal en bien con la menor fricción posible. La falta de discernimiento y la imposibilidad para razonar de causa a efecto, a menudo ocasiona en nuestras instituciones una condición de cosas que es bastante desagradable para Dios.—Carta 30, 1887.

Deudas innecesarias

A los administradores de todos nuestros sanatorios, yo diría: No permitáis que se creen grandes deudas. No hagáis gestiones innecesarias. Descartad vuestro deseo de adquirir un equipo completo de una sola vez. Haced el mejor uso de las pocas instalaciones que tenéis a vuestro alcance, en lugar de aumentar la deuda. Todo lo que se necesita se obtendrá a su tiempo, pero no todos los accesorios e instalaciones se requieren de una vez. Dejad que la razón, el pensamiento sensato y los cálculos prudentes sean la regla de acción. Si el éxito acompaña vuestra institución, que se

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»