Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 218

ha establecido para el cuidado de los enfermos, será porque los administradores han preferido arreglárselas con las cosas más esenciales en vez de apilar deudas.

El Señor hace una apelación a desempeñar una obra en muchos lugares. Tendremos sanatorios que puedan manejarse sin acarrear a nuestra causa grandes deudas.—Carta 140, 1906.

Sin ostentación exterior

Nuestros médicos deben mostrar una sencillez como la de Cristo en toda esfera de su obra. Si están vestidos con la panoplia del cielo, la mansedumbre y la humildad de Cristo, tendrán éxito verdadero. Pero la conformidad con el mundo, la obtención de su favor y reconocimiento, ocasionará debilidad. No debe hacerse ninguna concesión tal. Nuestra esperanza y fortaleza no dependen de las apariencias. Los que se dejan influir contra la verdad por la carencia de extravagancia en la casa, en el mobiliario, el vestido y el equipo, muestran que son incapaces de comprender el mérito de la verdad. Éstos no pueden apreciar el evangelio de Cristo. Se deshonra a Dios cuando los que se relacionan con la obra que debe preparar el pueblo para permanecer firme ante el examen del tiempo de prueba que está ante nosotros, lo abandonan a él por seguir las modas del mundo...

No debéis buscar la popularidad que se ha apartado de la sencillez de Cristo. Dios debe ser vuestro líder. Los que son cristianos se sostendrán en la fortaleza de Dios. Mostrarán en su vida la superioridad que otorga Dios a sus súbditos obedientes, que son leales a sus mandamientos. Los que creen en la verdad nunca se avergonzarán del evangelio de Jesucristo. Los principios de la verdad deben permear todas nuestras instituciones médicas. Entonces, cuando los que hayan seguido las costumbres y modas del

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»