Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 221

desempeñar sus labores con la máxima fidelidad pueden lograr la perfección del carácter.—Manuscrito 85, 1906.

Se necesitan hombres de discernimiento

Nuestro Instructor dijo: “Habéis llegado a un punto importante en la historia de vuestra obra. ¿Quién será escogido para llevar las responsabilidades en el sanatorio al comienzo de sus labores? No debe cometerse un error en este asunto. No debe colocarse a ningún hombre en posición de confianza antes de ser probado y examinado. Deben escogerse hombres y mujeres que entiendan la voluntad del Señor, que puedan discernir la obra que debe realizarse y que la cumplan con oración, para que no se repitan las equivocaciones y errores del pasado.

“El que ocupe la posición de administrador financiero—dijo él—debe ser manejado diariamente por el Señor. Ocupa un lugar muy importante y debe poseer las cualidades necesarias para este trabajo. Ha de tener dignidad y conocimiento, unidos con un claro sentir de cómo utilizar su autoridad. Cristo debe revelarse en su vida. Debe ser un hombre que pueda dar instrucción religiosa y ejercer una influencia espiritual. Debe saber cómo relacionarse con la mente de otros, y permitir que su propia mente sea controlada por el Espíritu. De sus labios debe fluir sabiduría en palabras de aliento para todos los que se relacionen con él. Tiene que saber cómo discernir y corregir los errores; necesita ser una persona que armonice con todos sus colaboradores; que posea adaptabilidad. Debe ser capaz de hablar de los diferentes puntos de nuestra fe según lo requiera la ocasión. Sus palabras y acciones deben revelar justicia, juicio y el amor de Dios”.

Aquel que instruyó a los israelitas desde la columna de nube y los guió a través del desierto hasta la tierra prometida, es nuestro líder hoy. Estamos bajo la guía divina, y si

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»