Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 227

La influencia de un carácter hermoso

El Señor utilizará la disposición agradable y un carácter bello para traer bendición a los enfermos. Las verdades de la Palabra de Dios poseen un poder santificador y transformador. Si se les da cabida en el corazón y se las lleva a la vida, resultarán ser de un sabor de vida para vida. Que los que se emplean en nuestros instituciones sean tales que permitan a la luz de la verdad brillar en sus palabras y acciones diarias. Sólo a ésos Cristo puede aceptar como obreros juntamente con él.

Escribo de esta forma definida para que todos puedan comprender la importancia de erradicar las influencias dañinas de nuestros sanatorios, que están establecidos con el propósito de brindar curación y bendición a seres humanos que están enfermos mental y físicamente.—Manuscrito 69, 1909.

Se necesitan obreros experimentados

No es la decisión más prudente relacionar con nuestros sanatorios a demasiadas personas sin experiencia, que vienen como aprendices, mientras faltan obreros experimentados y eficientes. Necesitamos más mujeres matronas y hombres de principios sanos y sólidos: hombres sólidos que teman a Dios y que puedan llevar responsabilidades en forma juiciosa. Puede ser que algunos se ofrezcan para trabajar por sueldos menores, porque disfrutan al estar en el sanatorio o porque desean aprender; pero no es verdadera economía manejar una institución mayormente con auxiliares sin experiencia.

Si se conectara a las personas adecuadas con nuestros sanatorios, y si todos humillaran el corazón delante de Dios, aunque ahora pueda haber una pesada deuda sobre la institución, el Señor obraría de tal forma que la deuda se aliviaría y las almas se convertirían a la verdadal ver que los obreros siguen al Señor y guardan sus

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»