Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 246

Para revelar los principios del reino de Dios

El plan de Dios es manifestar por medio de su pueblo los principios de su reino. Él desea separarlos de las costumbres, hábitos y prácticas del mundo para que puedan revelar estos principios en su vida y su carácter. Él quiere atraerlos a sí mismo, para darles a conocer su voluntad...

Debe realizarse una gran labor para colocar delante de los hombres las verdades salvadoras del Evangelio. Este es el medio ordenado por Dios para detener la ola de corrupción moral. Esta es su manera de restaurar su imagen moral en el hombre. Es su remedio para curar la desorganización universal. Es el poder que atrae a todos los hombres a la unidad.

La obra del mensaje del tercer ángel es presentar estas verdades. El plan del Señor es que la presentación de este mensaje sea la obra más elevada y grandiosa que se realice en nuestro mundo en este tiempo. Él ha dirigido el establecimiento de escuelas, sanatorios, casas publicadoras y otras instituciones para que esta tarea se pueda realizar en ramas adecuadas. En estas instituciones deben representarse los atributos de Dios, y la gloria y la excelencia de la verdad deben resplandecer en forma más vívida.—Manuscrito 166, 1899.

La apertura de puertas bien trancadas

Todo facultativo puede, mediante la fe en Cristo, tener en su posesión la cura del más alto valor: un remedio para el alma enferma de pecado. El médico convertido y santificado por la verdad está registrado en el cielo como un colaborador de Dios, un seguidor de Jesucristo.

Por medio de la santificación de la verdad, Dios hace que los médicos y enfermeros sean hábiles en el conocimiento de cómo tratar a los enfermos, y esta obra está abriendo las puertas bien trancadas de muchos corazones. Hombres y mujeres son llevados a ver y comprender la

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»