Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 249

Prestad atención al esfuerzo por ganar almas

Hay deberes ministeriales que incumben a los médicos dirigentes de nuestros sanatorios, además de la labor puramente médica. Ellos deben prestar atención a los urgentes pedidos que llegan para que se hagan esfuerzos por la ganancia de almas. Toda pizca de la influencia que el Señor les ha dado la deben utilizar para él. Nuestros superintendentes médicos deben vivir y obrar de tal forma que se los reconozca como hombres que colocan su confianza en Dios, que temen al Señor y dependen de su poder divino.—Carta 158, 1909.

Esfuerzos diarios en la ganancia de almas

Nuestra fe en las realidades eternas es débil y nuestro sentir del deber es pequeño, en vista de las oportunidades que tenemos para dirigir las almas al Salvador como nuestra única esperanza. No debemos ser fríos e indiferentes con relación a ofrecer remedios eficaces para la curación del alma. Nuestro deber es hacer que la verdad se conozca, no en nuestra propia fuerza, sino en la fe fuerte, en la seguridad y la confianza que Dios imparte.

No debe permitirse que pase un día en nuestros sanatorios sin que se haga algo para la salvación de las almas. Debemos ofrecer oraciones especiales por los enfermos, tanto al estar con ellos, como alejados de su presencia. Entonces, cuando inquieran por el remedio para el pecado, nuestra propia alma, suavizada por el Espíritu Santo, estará radiante con un deseo de ayudarlos a ofrecer el corazón a Dios...

Un servicio fiel

Todas las enfermeras y auxiliares deben dar tratamientos y cumplir otras clases de servicio de una manera tan

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»