Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 284

frecuencia al lugar donde se acostumbra a orar.—Consejos sobre la salud, 419-421.

Trabajo en sábado

Los médicos necesitan cultivar un espíritu de abnegación y sacrificio personal. Puede ser necesario dedicar hasta las horas del santo sábado al alivio de la humanidad doliente. Mas los honorarios por tal labor deberían colocarse en la tesorería del Señor, para que se utilicen en atender los casos de pobres que lo ameriten, que necesitan atención médica, pero carecen de recursos para costearla.—Salud, filantropía y obra médica misionera, 42.

El diezmo

Las personas vinculadas con las instituciones establecidas por Dios deben ser cuidadosas en reconocer al Señor en todo. A él le deben su intelecto y todas sus habilidades, y esto lo deben reconocer. Como lo hizo Abraham, deben pagar un diezmo fiel de todo lo que poseen y de todo lo que reciben. Un diezmo fiel es la porción del Señor. Retenerlo es robar a Dios. Todos debieran traer en forma libre, dispuesta y alegre los diezmos y las ofrendas al alfolí del Señor. Al hacerlo así se recibirá una bendición. No hay seguridad en no devolver a Dios su propia porción.—Manuscrito 162, 1897.

Un lugar que se presta a la apostasía

El sanatorio es un lugar donde existen amplias oportunidades para apostatar de Dios, para permitir que el yo obtenga la supremacía, y de esta forma separar el alma de Cristo y de los santos ángeles.

Ni los médicos ni los auxiliares debieran tratar de cumplir su tarea sin tomar tiempo para orar.—Salud, filantropía y obra médica misionera, 16.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»