Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 326

Lo que los enfermeros misioneros pueden hacer

Hay muchas ramas de trabajo para que lleven a cabo los enfermeros misioneros. Hay oportunidad para que enfermeros bien preparados vayan entre las familias y traten de despertar interés en la verdad. En casi toda comunidad hay grandes Números que no asisten a ningún servicio religioso. El evangelio debe llevarse a sus hogares si han de ser alcanzados por la verdad. A menudo el alivio de sus necesidades físicas es la única avenida por la cual uno se les puede acercar. Como enfermeros misioneros que atienden a los enfermos y alivian la aflicción del pobre, hallarán muchas oportunidades para orar con ellos, para leerles la Palabra de Dios y hablar del Salvador. Pueden orar con los desvalidos rogando por ellos, pues no tienen fuerza de voluntad para controlar los apetitos que la pasión ha degradado. Ellos pueden traer un rayo de esperanza a la vida de los desanimados y abatidos. Su amor generoso, manifestado en actos de bondad desinteresada, contribuirá a que estos dolientes crean en el amor de nuestro Señor Jesucristo.

Sin motivación de alabanza ni compensación

Muchos no tienen fe en Dios y han perdido su confianza en el hombre. Pero aprecian los actos de simpatía y de ayuda. Al ver a alguien que, sin motivación de alabanza terrenal ni compensación llega a sus hogares para ministrar al enfermo, alimentar al hambriento, vestir al desnudo, animar al triste y tiernamente guiar a todos a Aquel de cuyo amor y ternura el obrero humano sólo es un mensajero... todo esto les toca el corazón. La gratitud brota, la fe se enciende. Ven que Dios los cuida, y al abrirse ante ellos la Palabra están preparados para escuchar.—The Review and Herald, 9 de mayo de 1912.

Eficiencia y poder

La exposición de los principios bíblicos por un

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»