Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 353

Educad a los pobres

Se hicieron preguntas [en visión] en cuanto a la conveniencia de educar a otros para que suplan el lugar de la carne, el té y el café con una alimentación más saludable. ¿Debemos dar a conocer nuestros métodos, y de esta forma cortar de nosotros mismos los beneficios que podríamos recibir al establecer este negocio en las colonias? ¿Debemos revelar la ciencia de cómo preparar estos alimentos saludables? ¿Debemos enseñar a la gente pobre cómo se puede vivir sin usar la carne? ¿Debemos enseñar a la gente pobre cómo llegar a la verdad plantando y cosechando nueces, cómo producir para ellos mismos las cosas que les costaría mucho más si las compraran preparadas por otras manos? ¿Debemos enseñarles cómo preparar ellos mismos estos alimentos?

La voz de la sabiduría

Estas preguntas parecían muy importantes, y difíciles de resolver. Entonces se escuchó la voz de la sabiduría: El tema de la reforma pro salud es un gran terna, un asunto importante, y esta obra misionera debe llevarse a cabo en los caminos y los vallados de la vida. El mensaje del tercer ángel es la verdad presente para 1898, y el tema de la salud está íntimamente conectado con este mensaje como el brazo lo está con el cuerpo. Por lo tanto, debe darse luz con relación a los mejores métodos de presentar la reforma pro salud. La carne es la más grande reproductora de enfermedades que se pueda introducir en el organismo humano. Pero no podéis presentar la reforma pro salud a menos que presentéis los métodos más baratos de vivir. El enemigo no debe tener ventaja en nada. El Señor puede bendecir sólo a los que procuran cumplir todo precepto que él ha dado con relación a esta

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»