Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 425

espiritualidad entre los que dicen creer la verdad.—Carta 42, 1898.

Oportunidades para todos

“Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían”.

Las palabras dichas a los discípulos se nos dirigen también a nosotros. Ninguno necesita pensar que el día de trabajo como el de los apóstoles está en el pasado. Los hombres y las mujeres pueden trabajar hoy como Cristo nos ha dado ejemplo. A todos vendrán oportunidades para ministrar a las almas enfermas de pecado y a los que necesitan curación física. La curación física es una ciencia de origen celestial, ligada con la comisión evangélica.—Manuscrito 16, 1904.

Reavivará las iglesias

Tomad a los jóvenes y las señoritas de las iglesias para que trabajen. Combinad la obra médica misionera con la proclamación del mensaje del tercer ángel. Haced esfuerzos regulares y organizados para sacar a los miembros de iglesia de la inercia en la cual han estado por años. Enviad a las iglesias a obreros que vivan los principios de la reforma pro salud. Que se envíe a quienes puedan ver la necesidad de autocontrol sobre el apetito; de lo contrario, se convertirán en una trampa para la iglesia. Ved si el aliento de vida no vendrá entonces a nuestras iglesias.—Testimonies for the Church 6:267.

Sed misioneros prácticos

En todo lugar hay enfermos, y los que salen como misioneros para Cristo deben ser verdaderos reformadores de la salud, preparados para dar a los enfermos los tratamientos sencillos que los alivien, y luego orar con ellos. De esta forma abrirán la puerta para la entrada de la verdad. A

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»