Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 432

tengan el deseo de extender esta obra. Permitid que la luz brille. Toda obra en favor de la salud, que sea digna, despertará interés en la reforma pro salud. No la prohibáis. El Señor desea que se aproveche toda oportunidad para extender la obra...

En toda ciudad grande debiera existir una representación de la verdadera obra médica misionera. Los principios de la reforma pro salud deben darse en líneas claras, en publicaciones de salud y en conferencias a los pacientes de nuestros sanatorios. En toda ciudad hay hombres y mujeres que irían a un sanatorio si éste estuviera cerca, pero no irán a uno que esté lejos. Muchos que ahora parecen indiferentes, llegarán a sentir convicción y se convertirán. Considero este asunto desde un punto de vista seguro.

Que muchos pregunten ahora: “¿Señor, qué quieres que yo haga?” Es el propósito del Señor que su método de curar sin drogas se destaque en toda ciudad grande por medio de nuestras instituciones médicas. Dios viste con dignidad santa a los que salen en su poder para sanar a los enfermos. Que la luz brille lejos, y aún más lejos, en todo lugar donde sea posible obtener entrada. Satanás hará la labor tan difícil como le sea posible, pero el poder divino acompañará a los obreros sinceros de corazón. Guiados por la mano de nuestro Padre celestial, salgamos a mejorar toda oportunidad para extender la obra de Dios.

Tendremos que trabajar bajo dificultades, pero que nuestro celo no desfallezca debido a ello. La Biblia no reconoce a un creyente holgazán, no importa cuán elevada sea su profesión.—Carta 203, 1905.

No como negocio especulativo

Durante los últimos meses, he estado excesivamente ocupada escribiendo la instrucción que se me ha dado como testigo y mensajera del Señor. A menudo, he escrito

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»