Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 436

Actuad con sabiduría

Que quienes piensan fundar un sanatorio estén sujetos al molde y a la formación que les dé el Espíritu de Dios. Tales hombres no representarán equivocadamente a Cristo en su formación del carácter. Que todos los que estén en posiciones de confianza utilicen el aceite santo de la gracia en el espíritu, en palabra y en acción. Que hagan una obra cabal en purificar el templo del alma, para que tengan una comprensión de la obra que planean emprender y para que sean habilitados para sembrar las semillas de la verdad en muchos corazones. Entre manos, por un lado deben llevar el evangelio para el alivio de las almas cargadas de pecado; y por otro, los remedios para la cura del sufrimiento físico. De esta forma serán verdaderos médicos misioneros de Dios.—Manuscrito 41, 1902.

Ejecución de los planes de Dios

Se me instruye a decir a nuestro pueblo que será necesario que sus miembros den todo lo que puedan ahorrar de sus recursos para el establecimiento de sanatorios que realicen la obra que el Señor dice que debe hacerse. Estos sanatorios deben estar bajo la supervisión de hombres controlados por el Espíritu Santo, que lleven a cabo, no sus propios planes, sino los de Dios...

Debemos cooperar con el Señor Jesús en la gran obra de presentar la verdad para este tiempo a la gente del mundo. Necesitamos salud, necesitamos fortaleza; necesitamos una fe pura y genuina en el mensaje evangélico. Tenemos que estudiar el libro de Apocalipsis, especialmente los importantes mensajes que deben darse a nuestro mundo. ¿Cuándo, si no es ahora, deben darse estos mensajes?

Ahora y siempre debemos levantamos como un pueblo diferente y peculiar, libres de toda política mundanal, sin

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»