Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 73

viene la pesada responsabilidad de hacer que la obra de la institución cumpla también un papel educativo. Debe establecerse una escuela aquí para el adiestramiento de médicos misioneros evangelistas.

Mucho está implicado en esta tarea, y es esencial que tenga un comienzo adecuado.—The Review and Herald, 21 de junio 1906.

Un lugar para ser estimado

En Loma Linda tenemos un centro muy ventajoso para llevar a cabo varias empresas misioneras. Podemos ver que por providencia de Dios este sanatorio fue colocado en manos de nuestro pueblo. Debemos estimar a Loma Linda como un lugar que el Señor previó que necesitaríamos, y que él nos dio.—Manuscrito 3, 1908.

Una preparación práctica

Tenemos una obra que hacer: debemos procurar el mejor talento, y colocar a estos obreros en puestos donde puedan educar a otros. Entonces, cuando nuestros sanatorios y campos misioneros pidan médicos, tendremos hombres jóvenes que, por su experiencia adquirida en el trabajo práctico, serán aptos para llevar responsabilidades.—Consejos para los Maestros Padres y Alumnos, 458.

Un llamamiento en favor de nuestra facultad de medicina

El desarrollo adecuado de la obra de Loma Linda requiere planes y pensamientos fundados en la oración, para que sea una realidad la instrucción que el Señor nos ha dado con relación a la obra que allí se hace... La labor de la facultad de medicina de Loma Linda no se debe paralizar por falta de espacio. Hay que encontrar algún modo de ampliar rápidamente los dormitorios de los estudiantes, de modo que no se rechace a los que buscan una educación en Loma Linda.

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»