Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Ministerio Médico, Page 74

Los estudiantes de Loma Linda buscan una educación que esté de acuerdo con el plan del Señor, que les ayude a convertirse en maestros y colaboradores de éxito para los demás. Cuando completen su educación en Loma Linda deben unirse a los obreros inteligentes que laboran en los grandes campos de cosecha del mundo, donde llevan a cabo la obra de reforma que debe preparar a un pueblo para que permanezca firme en el día de la venida de Cristo. En todas partes se necesitan obreros que sepan cómo combatir la enfermedad y atender hábilmente a los enfermos y dolientes. Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que los que deseen prepararse así para el servicio obtengan la instrucción necesaria...

Nuestro pueblo debe aprender a tratar inteligentemente de las enfermedades sin la ayuda de drogas venenosas. Muchos debieran tratan de obtener la educación que los capacitará para combatir la enfermedad en sus diversas formas por medio de los métodos más sencillos. Debido al uso de drogas venenosas, miles que han bajado a la tumba pudieron haber recuperado la salud por medio de métodos sencillos de atención médica. Los tratamientos con agua, prudente y hábilmente aplicados, pueden ser el medio de salvar muchas vidas. Que se una el estudio diligente a los tratamientos cuidadosos. Que se ofrezcan oraciones de fe al lado del lecho del enfermo. Que se aliente a los enfermos a reclamar las promesas de Dios para ellos.—Manuscrito 15, 1911.

Provisión de lo esencial

Se me ha dado luz acerca de la necesidad de proveer las cosas esenciales para preparar a nuestros jóvenes que desean ser médicos, de modo que puedan pasar los exámenes requeridos para probar su eficacia como médicos. Se les debe enseñar a tratar juiciosamente los casos de los

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»