Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

La Verdad acerca de los Angeles, Page 118

multitud estaba reunida en ocasión de una fiesta religiosa cuando un ángel de Dios, que había aparecido en Gilgal, se manifestó en medio de la congregación reunida en Silo...

Este ángel, el mismo que apareció a Josué antes de la toma de Jericó, no era otro personaje sino el Hijo de Dios... Les mostró que él no había quebrantado sus promesas, sino que ellos habían violado el pacto solemne.

“Cuando el ángel de Jehová habló estas palabras a todos los hijos de Israel, el pueblo alzó su voz y lloró... y ofrecieron allí sacrificios a Jehová”. Jueces 2:4-5. Sin embargo su arrepentimiento no tuvo resultados permanentes.—The Signs of the Times, 2 de junio de 1881.

Gedeón

Era Gedeón, hijo de Joás, de la tribu de Manasés. La rama a la cual pertenecía esta familia no desempeñaba ningún cargo destacado, pero la casa de Joás se distinguía por su valor e integridad... A Gedeón llamó, pues, el Señor para libertar a su pueblo. Estaba entonces ocupado en trillar su trigo... Mientras Gedeón trabajaba en secreto y en silencio, pensaba con tristeza en las condiciones de Israel, y consideraba cómo se podría hacer para sacudir el yugo del opresor sobre su pueblo.

De repente “el ángel de Jehová se le apareció” y le dirigió estas palabras: “Jehová está contigo, varón esforzado”. Jueces 6:12.—Historia de los Patriarcas y Profetas, 589.

El ángel había velado la divina gloria de su presencia; pero no era otro sino Cristo, el Hijo de Dios. Cuando un profeta o un ángel comunicaban un mensaje divino sus palabras eran: “El Señor dice”. Pero del

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»