Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

La Verdad acerca de los Angeles, Page 132

Con el objeto de extender sus conquistas entre las naciones extranjeras, David decidió aumentar su ejército y requerir servicio militar de todos los que tuviesen edad apropiada. Para llevar a cabo este proyecto, fue necesario hacer un censo de la población. El orgullo y la ambición fueron lo que motivó esta acción del rey...

El objeto de esta empresa era directamente contrario a los principios de la teocracia. Aun Joab protestó a pesar de que hasta entonces se había mostrado tan sin escrúpulos... “Mas la orden del rey pudo más que Joab”...

A la mañana siguiente el profeta Gad le trajo a David un mensaje: “Así ha dicho Jehová: tres cosas te ofrezco; tú escogerás una de ellas para que yo la haga... ¿Quieres que te vengan siete años de hambre en tu tierra? ¿o que huyas tres meses delante de tus enemigos y que ellos te persigan? ¿o que tres días haya peste en tu tierra? Piensa ahora y mira qué responderé al que me ha enviado”.

La contestación del rey fue: “Caigamos ahora en mano de Jehová, porque sus misericordias son muchas, mas no caiga yo en manos de hombres”. 2 Samuel 24:12-14.—Historia de los Patriarcas y Profetas, 809-810.

A esto siguió una rápida destrucción. Setenta mil murieron como resultado de una pestilencia. David y los ancianos de Israel, profundamente humillados, clamaron delante del Señor. El ángel de Jehová, enviado por Dios, iba en camino a destruir Jerusalén... Con vestiduras de guerra y una espada en su mano que apuntaba hacia Jerusalén, el ángel se presentó ante David y los que estaban con él. Aterrorizado, David clamó a

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»