Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

La Verdad acerca de los Angeles, Page 33

Capítulo 4—El origen del mal

El origen del mal, un misterio

Los ángeles habían sido creados llenos de bondad y amor. Se amaban unos a otros sin parcialidad y a Dios en forma suprema. Ese amor los motivaba a complacer al Creador. Para ellos, la ley de Dios no representaba un yugo penoso, sino que se deleitaban en cumplir sus mandamientos y estar atentos a la voz de su palabra. Sin embargo, en ese ambiente de paz y pureza, se originó el pecado en aquel que había sido perfecto en todos sus caminos. El profeta escribe acerca de él: “Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor”. Ezequiel 28:17. El pecado es algo misterioso e inexplicable. No hay razón para su existencia. Intentar explicarlo, nos llevaría a tratar de encontrar una razón y un justificativo. El pecado apareció en un universo perfecto, algo que se muestra inexcusable.—The Signs of the Times, 28 de abril de 1890.

Dios tenía un conocimiento de los eventos futuros aún antes de la creación del mundo. No adaptó sus propósitos a las circunstancias sino permitió que éstas

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»