Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, Page 440

resultados de ideas tan extremistas. El propósito del Evangelio es reconciliar a la raza pecaminosa. Debe llevar a pobres y ricos a los pies de Jesús.

Llegará el tiempo cuando tal vez tengamos que dejar algunos de los alimentos que usamos ahora, como la leche, la crema y los huevos; pero no necesitamos crearnos dificultades por restricciones prematuras y exageradas. Esperemos que las circunstancias lo exijan y que el Señor prepare el camino.—Joyas de los Testimonios 3:362 (1909).

[Para el contexto véase el 327.]

Capítulo 25—El queso

[Se entiende que esto se refiere al queso estacionado o madurado.—Los compiladores]

Inadecuado como alimento

632. El queso nunca debe introducirse en el estómago.—Testimonies for the Church 2:68 (1868).

633. La mantequilla es menos nociva cuando se la come con pan asentado que cuando se la emplea para cocinar, pero por regla general es mejor abstenerse de ella. El queso merece aún más objeciones; es absolutamente impropio como alimento.—El Ministerio de Curación, 232.

634. Más de una madre pone una mesa que es una trampa para su familia. Carne, mantequilla, queso, pasteles recargados, alimentos con especias, y condimentos son consumidos con liberalidad tanto por viejos como por jóvenes. Estas cosas hacen su obra para perturbar el estómago, excitar los nervios, y debilitar el intelecto. Los órganos productores de sangre no pueden convertir tales cosas en buena sangre. La grasa cocinada en los alimentos la hace de difícil digestión. El efecto del queso es perjudicial.—Christian Temperance and Bible Hygiene, 46, 47; Counsels on Health, 114 (1890).

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»