Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Mente, Cáracter y Personalidad 2, Page 583

Capítulo 61—Función vital de las leyes de Dios

1—El decálogo

El conocimiento de la culpa—Dios no quería que nuestros primeros padres tuvieran conocimiento de la culpa. Cuando ellos aceptaron los asertos de Satanás, que eran falsos, entraron en nuestro mundo la desobediencia y la transgresión. Esta desobediencia a la orden expresa de Dios, el hecho de creer las mentiras de Satanás, abrió las compuertas del mal sobre el mundo.—The Review and Herald, 5 de abril de 1898.

La naturaleza se debilitó—La transgresión de la Ley de Dios dejó desgracia y muerte en su estela. Por la desobediencia se pervirtieron las facultades del hombre, y el egoísmo reemplazó al amor. Su naturaleza se debilitó de tal manera, que le resultó imposible resistir el poder del mal; el tentador vio que se cumplía su propósito de estorbar el plan divino de la creación del hombre y de llenar la tierra de miseria y desolación. Los hombres habían elegido a un gobernante que los encadenaba como cautivos a su carro.—Consejos para los Maestros Padres y Alumnos, 33; 30 (1913).

La Ley de Dios es fácil de comprender—No hay misterio

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»