Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 125

Capítulo 21—Ventajas del campo

Con una parcela y una casa cómoda—Siempre que se pueda, es deber de los padres establecer su hogar en el campo para beneficiar a sus hijos.1Country Living, 12.

Los padres y las madres que poseen un pedazo de tierra y un hogar cómodo son reyes y reinas.2La Educación, 327.

No consideréis como una privación el ser llamados a dejar las ciudades y mudaros a localidades del campo. Ricas bendiciones aguardan allí a quienes quieran aprovecharlas.3Country Living, 14.

Contribuye a la seguridad económica—Vez tras vez el Señor ha dado instrucciones en el sentido de que nuestro pueblo debe mudar sus familias de las ciudades al campo, donde puedan cosechar sus propias provisiones; porque en el futuro se agravará mucho el problema de comprar y vender. Debemos comenzar ahora a escuchar las instrucciones que se nos ha dado una y otra vez: Salid de las ciudades a los distritos rurales, donde las casas no están cerca la una de la otra, y donde estaréis libres de la intervención de los enemigos.4Country Living, 9, 10. (En Country Living (La vida en el campo), pueden leerse consejos más detallados acerca de este asunto.)

Consejos a quienes moran en ciudades—Sería bueno que pusierais a un lado vuestras preocupaciones y perplejidades para buscar retiro en el campo, donde no impera tanto la influencia que corrompe la moral de los jóvenes. Es verdad que en el campo no estaríais completamente libres de molestias y congojas; pero evitaríais muchos males y cerraríais la puerta a un alud de tentaciones que amenaza dominar la mente de

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»