Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 167

y los niños entregasen su corazón a Cristo! ¡Qué ejército se suscitaría para conquistar a otros y ponerlos de parte de la justicia! Pero los padres no deben dejar que la iglesia sola haga esta obra.5The Signs of the Times, 13 de agosto de 1896.

Tampoco el pastor puede hacerlo—Imponéis grandes responsabilidades al predicador y le hacéis responsable de las almas de vuestros hijos, pero no sentís vuestra propia responsabilidad como padres e instructores.... Vuestros hijos e hijas se corrompen por vuestro ejemplo y preceptos relajados; y no obstante esta falta de preparación doméstica, esperáis que el ministro contrarreste vuestra obra diaria y cumpla la admirable hazaña de educar sus corazones y sus vidas en la virtud y la piedad. Después que el predicador ha hecho todo lo que puede para la iglesia mediante amonestación fiel y piadosa, disciplina paciente y ferviente oración para rescatar y salvar el alma, y no tiene, sin embargo, éxito, los padres y las madres con frecuencia le echan la culpa de que sus hijos no se conviertan, cuando puede deberse a su propia negligencia.

La carga incumbe a los padres; ¿asumirán ellos la obra que Dios les ha confiado y la harán con fidelidad? ¿Avanzarán ellos y subirán, trabajando de una manera humilde, paciente y perseverante, para alcanzar ellos mismos la exaltada norma y llevar a sus hijos consigo?6Joyas de los Testimonios 2:197.

¿No están acaso muchos padres poniendo sus responsabilidades en manos ajenas? ¿No piensan muchos de ellos que el ministro debe asumir la carga y procurar que sus hijos se conviertan y que el sello de Dios sea puesto sobre ellos?7The Review and Herald, 21 de mayo de 1895.

Ni puede hacerlo la escuela sabática—Es privilegio de ellos [los padres] ayudar a sus hijos a obtener el conocimiento que puede llevarlos con ellos a la vida futura. Pero por alguna razón desagrada a muchos padres el tener que dar instrucción religiosa a sus hijos. Les dejan obtener en la escuela sabática el conocimiento que ellos debieran

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»