Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

El Hogar Cristiano, Page 295

Capítulo 55—Normas morales

Satanás procura pervertir la institución del matrimonio—Hizo Satanás [en la época antediluviana] un premeditado esfuerzo para corromper la institución del matrimonio, debilitar sus obligaciones, y disminuir su santidad; pues no hay forma más segura de borrar la imagen de Dios en el hombre, y abrir la puerta a la desgracia y al vicio.1Historia de los Patriarcas y Profetas, 350.

Satanás conoce muy bien el material con el cual ha de vérselas en el corazón humano. Por haberlos estudiado con intensidad diabólica durante miles de años, conoce los puntos más vulnerables de cada carácter; y en el transcurso de las generaciones sucesivas ha obrado para hacer caer a los hombres más fuertes, príncipes de Israel, mediante las mismas tentaciones que tuvieron tanto éxito en Baal-peor. A través de los siglos pueden verse los casos de caracteres arruinados que encallaron en las rocas de la sensualidad.2Historia de los Patriarcas y Profetas, 488.

Una tragedia en Israel—La licencia fué el crimen que atrajo los castigos de Dios sobre Israel. El atrevimiento de las mujeres para entrampar almas no terminó en Baal-peor. No obstante el castigo que alcanzó a los pecadores de Israel, el mismo crimen se repitió muchas veces. Satanás ponía de manifiesto su mayor actividad al procurar que fuese completa la caída de Israel.3The Review and Herald, 17 de mayo de 1887.

La práctica licenciosa de los hebreos logró en ellos lo que no pudieron lograr todas las guerras de las naciones ni los encantos de Balaam. Quedaron separados de su Dios, quien les quitó su protección y se volvió enemigo suyo. Fueron tantos

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»