Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Mente, Carácter y Personalidad 1, Page 211

Capítulo 23—El amor, un principio divino y eterno

El amor, el principio de acción

Cuando el principio celestial del amor eterno llena el corazón, fluirá a los demás [...], porque el amor es el principio de acción que modifica el carácter, gobierna los impulsos, domina las pasiones, subyuga la enemistad y eleva y ennoblece los afectos.—Testimonies for the Church 4:223 (1876); Testimonios Selectos 3:265.

Es diferente de cualquier otro principio

El amor puro es sencillo en sus manifestaciones, y distinto de cualquier otro principio de acción.—Joyas de los Testimonios 1:209 (1876).

Es una planta delicada que debe ser cultivada y apreciada

El amor es una planta tierna, y debe ser cultivada y apreciada, y las raíces de la amargura tienen que ser arrancadas de su alrededor, a fin de que tenga lugar para expandirse, y entonces llevará bajo su influencia a todos los poderes de la mente, y del corazón, para que amemos a Dios sobre todas las cosas y a nuestro prójimo como a nosotros mismos.—Nuestra Elavada Vocacion, 175 (1894).

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»