Ellen G. White Writings

<< Back Forward >>

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»

Joyas de los Testimonios 2, Page 225

La educación de los obreros*Testimonios para la Iglesia 5:580-586 (1889).

Tenemos que hacer una obra que pocos comprenden. Consiste en llevar la verdad a todas las naciones. Hay un amplio campo de trabajo tanto en los países extranjeros como en los Estados Unidos. Dios llama a hombres que sean consagrados, puros, de gran corazón y miras amplias, humildes, para que entren en estos campos. ¡Cuán pocos tienen un sentido de esta gran obra! Debemos despertar y trabajar desde un punto de vista más elevado de lo que lo hemos hecho hasta ahora.

Los que ahora aceptan la verdad, tienen todas las ventajas, especialmente en la acumulación de la luz y los conocimientos presentados en nuestras publicaciones. La rica y variada experiencia pasada debe apreciarse debidamente. Sabemos cuán difícilmente adelantaba la obra al principio; cuántos obstáculos se le oponían; de cuán pocas comodidades disponían los primeros obreros de esta causa para hacerla progresar; pero ahora todo ha cambiado, y la clara luz resplandece. Si el cristianismo primitivo pudiese entrar en el corazón de todos los que aseveran creer la verdad, les infundiría nueva vida y poder. Los que están en tinieblas verían entonces el contraste entre la verdad y el error, entre las enseñanzas de la Palabra de Dios y las fábulas y supersticiones.

Debemos llegar a las clases superiores

Se han cometido errores al no tratar de alcanzar con la verdad a los predicadores y las clases superiores. Se ha rehuído demasiado a la gente que no es de nuestra fe. Aunque no debemos asociarnos con ella para conformarnos a su modelo, hay por doquiera personas sinceras en favor de las cuales debiéramos trabajar sabia e inteligentemente, llenos de amor por

«Back «Prev. Pub. «Ch «Pg   Pg» Ch» Next Pub.» Forward»