Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 8

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Conocimiento personal de Cristo

    “Toda palabra de Dios es limpia; él es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda”. Proverbios 30:5, 6.8TPI 331.2

    No estamos cumpliendo la voluntad de Dios cuando conjeturamos acerca de cosas que él ha escogido ocultamos. La pregunta que debe estudiarse es esta: “¿Cuál es la verdad, la verdad para este tiempo, que ha de atesorarse, amarse, honrarse y obedecerse? Los devotos de la ciencia han fracasado y se han desilusionado en sus esfuerzos por descubrir a Dios. Lo que necesitan preguntarse presentemente es: “¿Cuál es la verdad que nos capacitará para ganamos la salvación de nuestras almas?”8TPI 331.3

    Cristo reveló a Dios a sus discípulos de una manera tal que realizó una obra especial en sus corazones, como la que él nos ha estado instando que le permitamos hacer en los corazones nuestros. Hay muchos quienes, al espaciarse demasiado en las teorías, han perdido de vista el poder viviente del ejemplo de nuestro Salvador. Lo han perdido de vista a él como obrero humilde y abnegado. Lo que ellos necesitan es contemplar a Jesús. Nos hace falta a diario la revelación refrescante de su presencia. Es menester que sigamos más de cerca su ejemplo de abnegación y sacrificio.8TPI 331.4

    Estamos en necesidad de la experiencia que Pablo tuvo cuando escribió: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Gálatas 2:20.8TPI 331.5

    El conocimiento de Dios y de Jesucristo expresado en el carácter constituye una exaltación por encima de todo lo que sea de más estima en la tierra o en el cielo. Es la educación más elevada de todas. Es la llave que abre los portales de la ciudad celestial. Es el propósito de Dios que todos los que están vestidos de Cristo posean este conocimiento.8TPI 332.1

    Tengo un mensaje que darles a nuestros ministros, médicos, maestros y todos los demás que están empeñados en cualquier línea de servicio para el Maestro. El Señor os manda ascender aún más, y alcanzar una norma de mayor consagración. Debéis lograr una experiencia mucho más profunda que la que ni siquiera habéis pensado tener. Muchos que ya son miembros de la gran familia de Dios saben muy poco de lo que significa contemplar su gloria y ser transformados de gloria en gloria 2 Corintios 3:18. Muchos de vosotros tenéis apenas una percepción de media luz de la excelencia de Cristo, y vuestras almas se estremecen de gozo. Anheláis tener un sentido más amplio y profundo del amor del Salvador. Estáis desconformes. Pero no desesperéis. Dad a Jesús lo mejor de vuestros corazones y vuestros afectos más consagrados. Atesorad cada rayo de luz. Apreciad todos los deseos del alma por Dios. Cultivad los pensamientos espirituales y la comunión santa. Apenas habéis visto los primeros rayos del amanecer de su gloria. Al adelantar en el conocimiento del Señor, sabréis que “como el alba está dispuesta su salida”. Oseas 6:3. “Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto”. Proverbios 4:18. Habiéndonos arrepentido de nuestros pecados, confesándolos y recibiendo el perdón, hemos de seguir aprendiendo de Cristo hasta que lleguemos al pleno mediodía de una fe perfecta.8TPI 332.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents