Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 9

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Un ejemplo de bondad fraternal

    Cuando nuestros hermanos de Escandinavia se vieron frente a una crisis financiera, se dio un testimonio según el cual no debíamos permitir que nuestros hermanos aparecieran en bancarrota ante el mundo. Eso hubiera deshonrado a Dios. Y la respuesta rápida y liberal de nuestros hermanos norteamericanos fue un reconocimiento de que la diferencia de nacionalidad no podía eximirlos de su deber de ayudarse mutuamente en la obra de Dios. “Todos vosotros sois hermanos”. Mateo 23:8. Somos uno en la unidad de la verdad.9TPI 158.6

    Ahora, por medio de esfuerzo diligente y abnegado, debemos tratar de andar en el amor de Cristo, en la unidad del Espíritu, por medio de la santificación producida por la verdad. No bastará una obra hecha a medias para cumplir el anhelo manifestado en la oración de Cristo. Debemos practicar los principios del cielo aquí en la tierra. El cielo es un magnífico lugar de reunión.9TPI 159.1

    Debo escribir claramente con respecto al levantamiento de paredes divisorias en la obra de Dios. Esta acción se me ha revelado como una falacia de invención humana. No es el plan del Señor para su pueblo que se dividan en grupos separados debido a diferencias de nacionalidad e idioma, Si lo hicieran, se estrecharían sus ideas y su influencia disminuiría notablemente. Dios pide que haya una mezcla armoniosa de una variedad de talentos.9TPI 159.2

    Vuelvo a repetir las palabras de Cristo. Quisiera grabarlas profundamente en vuestras mentes. “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.9TPI 159.3

    Cristo ha protegido a su pueblo del mundo, pero los que procuran introducir separación entre las nacionalidades, harán una obra que Dios no aprueba.9TPI 159.4

    Hermanos, uníos; acercaos unos a otros y desechad toda invención humana y seguid de cerca los pasos de Jesús, vuestro gran Ejemplo.9TPI 159.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents