Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 9

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    “En toda sabiduría e inteligencia”

    Mientras los hombres tratan de resolver el problema racial, el tiempo sigue transcurriendo, y las gentes van a la tumba sin amonestar y sin salvación. Que este estado de cosas no continue por más tiempo. Que los hombres y las mujeres vayan a trabajar, y que trabajen en la forma como el Espíritu de Dios impresione su mente. Necesitamos la totalidad del talento de los creyentes negros en esta obra. Que los obreros afroamericanos trabajen por su propio pueblo, ayudados por los obreros blancos cuando la ocasión lo exija. Necesitarán con frecuencia consejo y asesoramiento. Que los creyentes negros tengan su lugar de culto y que los creyentes blancos también lo tengan. Que cada grupo trabaje con celo y dedicación en la obra misionera genuina por los de su propia raza, donde puedan y cuando puedan hacerlo.9TPI 168.3

    Cuando se haya presentado la verdad en cierto lugar, y haya gente de raza blanca que haya oído, creído y aceptado la verdad, a veces surgirán oportunidades para que obreros blancos realicen esfuerzos en forma tranquila y discreta en favor de la gente de raza negra. No hay que pasar por alto esas oportunidades.9TPI 169.1

    Pero no debemos despertar innecesariamente el prejuicio que cerrará el camino a la proclamación del mensaje del tercer ángel a los blancos. Necesitan este mensaje, porque hay un tiempo de dificultades ante nosotros, como no lo ha habido desde que hubo una nación.9TPI 169.2

    Debe ejercerse gran cuidado para no decir ni hacer nada que pudiera inflamar los sentimientos de la población negra contra los blancos. No agravemos las dificultades que ya existen. Por muy prudentemente que trabajen los obreros, tendrán que hacer frente a la oposición, aunque no creen agitación sobre la cuestión racial. Limpiemos de obstáculos el camino del Rey. Demos a Dios la oportunidad de trabajar, y que los hombres se aparten de su camino. El hará planes y dirigirá mejor de lo que pueden hacerlo los seres humanos. Recordemos que nuestra obra más importante es predicar la palabra de Dios y presentar las advertencias de la Biblia.9TPI 169.3

    Dios invita a todos a dedicarse a la obra con humildad de espíritu. No todos los ministros han sido santificados por la verdad. El Señor llama a todos a que abandonen sus controversias. Que los hombres tengan cuidado de no hacer lo que eliminaría nuestra última esperanza de entrar en campos difíciles donde existen prejuicio racial y antagonismo.9TPI 169.4

    Como un recurso para vencer el prejuicio y tener acceso a las mentes, la obra médica misionera debe llevarse a cabo, no en uno o dos lugares solamente, sino en muchos lugares donde la verdad todavía no ha sido proclamada. Debemos trabajar como médicos evangélicos misioneros, para sanar a la gente enferma por el pecado al darles el mensaje de salvación. Esta obra destruirá el prejuicio mejor que ninguna otra cosa.9TPI 169.5

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents