Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Testimonios para la Iglesia, Tomo 9

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Con valor y sencillez

    Ha llegado el tiempo de realizar decididos esfuerzos en lugares donde la verdad no ha sido todavía proclamada. ¿En qué forma debe hacerse la obra del Señor? Hay que poner un sólido fundamento en todo lugar donde se penetra, con el fin de establecer obra permanente. Hay que poner en práctica los métodos del Señor. No debéis dejaros intimidar por las apariencias exteriores, por muy amenazadoras que parezcan. Debéis llevar adelante la obra tal como el Señor dijo que debía realizarse. Predicad la palabra y el Señor y el Espíritu Santo llevarán convicción a las mentes de los oyentes. La palabra es: “Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían”. Marcos 16:20.9TPI 113.5

    Muchos obreros deben hacer su parte y dar estudios bíblicos de casa en casa a las familias. Deben demostrar su crecimiento en la gracia al someterse a la voluntad de Cristo. Así obtendrán una valiosa experiencia. A medida que reciban, crean y obedezcan la palabra de Cristo con fe, la eficacia del Espíritu Santo se observará en la obra de su vida. Se verá un esfuerzo intenso y ferviente. Manifestarán una fe que obra por amor y purifica el alma. Los frutos del Espíritu se advertirán en su vida.9TPI 114.1

    Cristo es la Luz del mundo. Los que le siguen no andan en tinieblas, sino que poseen la luz de la vida. Juan declara de Cristo: “A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Juan 1:12. Contemplad a Cristo. Su contemplación hace que el corazón, la mente y el carácter estén en armonía con la voluntad de Dios.9TPI 114.2

    Hay necesidad de toda la instrucción que nuestras misiones puedan impartir. Continuad en vuestra obra con el mismo Espíritu que condujo a su establecimiento. Al abrir las Escrituras, al orar, al ejercer fe, educad al pueblo en los caminos del Señor; así se edificará una iglesia fundada sobre la Roca, Cristo Jesús.9TPI 114.3

    Hay que llevar a cabo la obra en la sencillez de la verdad. Dios dice: “Tengo palabras de ánimo para vosotros”. El Señor tiene en las grandes ciudades muchas almas preciosas que no se han inclinado ante Baal, y también tiene a los que han adorado a Baal por falta de conocimiento. La luz de la verdad debe brillar sobre ellos, para que contemplen a Cristo como el camino, la luz y la vida.9TPI 114.4

    Realizad vuestra obra con humildad. Nunca os pongáis por encima de la sencillez del Evangelio de Cristo. Encontraréis el éxito en la ganancia de almas al destacar a Cristo, el Redentor que perdona los pecados, y no en el arte de los efectos teatrales. A medida que trabajéis por Dios con humildad y mansedumbre, él se manifestará a vosotros.9TPI 114.5

    El ministro puede destacar la verdad con claridad y fuerza mediante el uso de ilustraciones, símbolos y representaciones de diversas clases. Estos recursos son una ayuda y están en armonía con las instrucciones de Dios. Pero cuando el obrero gasta tanto dinero en sus campañas, que otros obreros no pueden obtener de la tesorería recursos suficientes para sostenerlos en el campo de labor, no está trabajando en armonía con el plan de Dios. La obra en las grandes ciudades debe efectuarse de acuerdo con los métodos de Cristo y no siguiendo el arte de las representaciones teatrales. No es la representación teatral lo que glorifica a Dios, sino la exposición de la verdad en el amor de Cristo.9TPI 115.1

    No despojéis la verdad de su dignidad y capacidad de impresionar, al llevar a cabo actos preliminares que se rigen más por el arte del mundo que por las instrucciones del Cielo. Haced comprender a los oyentes que vuestras reuniones no tienen el propósito de encantar sus sentidos con música y otros recursos, sino de predicar la verdad en toda su solemnidad para que la reciban como una advertencia y los despierte de su sueño mortal de la complacencia de sí mismos. La verdad desnuda es lo que corta en dos sentidos como una espada de dos filos. Eso es lo que despertará a los que están muertos en sus pecados.9TPI 115.2

    Aquel que dio su vida para salvar a los hombres y las mujeres de la idolatría y la complacencia de sí mismos, dejó un ejemplo que debe ser seguido por todos los que se dedican a la obra de presentar el Evangelio a la gente. Los siervos de Dios han recibido las verdades más solemnes para que las proclamen, y sus acciones, métodos y planes deben adecuarse a la importancia de su mensaje. Si presentáis la palabra siguiendo los métodos de Cristo, vuestro auditorio quedará profundamente impresionado con las verdades que enseñáis. Recibirán la convicción de que se trata de la palabra del Dios viviente.9TPI 115.3

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents