Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Obreros Evangélicos

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    El valor

    Los siervos de Dios no han de dejarse desanimar fácilmente por las dificultades o la oposición. Aquellos que proclaman el mensaje del tercer ángel deben ocupar valientemente su puesto, frente a la detracción y la mentira, peleando la buena batalla de la fe, y resistiendo al enemigo con el arma que Cristo empleó, a saber, el “Escrito está.” En la gran crisis por la que habrán de pasar pronto, los siervos de Dios encontrarán la misma dureza de corazón, la misma cruel determinación, el mismo odio inexorable, que encontraron Cristo y los apóstoles.OE 279.1

    Todos aquellos que en aquel día malo quieran servir fielmente a Dios según los dictados de su conciencia, necesitarán valor, firmeza y conocimiento de Dios y de su Palabra; porque los que sean fieles a Dios serán perseguidos, sus motivos serán impugnados, sus mejores esfuerzos recibirán interpretación falsa, y sus nombres serán empleados como maleficio.OE 279.2

    Satanás trabajará con su poder de engaño para influir en el corazón y anublar el entendimiento, para hacer aparecer el mal como bueno, y el bien como malo. Cuanto más fuerte y pura sea la fe de los hijos de Dios, y cuanto más firme su resolución a obedecerle, tanto más fieramente se esforzará Satanás por incitar contra ellos la ira de aquellos que, al par que se proclaman justos, violan la ley de Dios. Se requerirá la más firme confianza, el propósito más heroico, para guardar la fe una vez dada a los santos.OE 279.3

    Los mensajeros de la cruz deben armarse de un espíritu vigilante y de oración, y avanzar con fe y valor, obrando siempre en el nombre de Jesús. Deben cifrar su confianza en su Jefe; porque nos esperan tiempos dificultosos. Los juicios de Dios están cayendo sobre la tierra. Las calamidades se siguen en rápida sucesión. Pronto se levantará Dios de su solio para sacudir terriblemente la tierra, y para castigar a los malos por su iniquidad. Entonces él se levantará en favor de los suyos, y les concederá su cuidado protector. Echará sus brazos eternos en derredor de ellos, para escudarlos de todo mal.OE 279.4

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents