Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Obreros Evangélicos

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    “Considerémonos los unos a los otros”

    Muchas veces encontraréis almas que están sometidas a fuerte tentación. No sabéis cuán intensamente está luchando Satanás con ellas. Guardaos de desanimar a esas almas, dando así ventaja al tentador.OE 512.1

    Cuando quiera que veáis u oigáis algo que necesita ser corregido, buscad al Señor para obtener sabiduría y gracia, para que al tratar de ser fieles, no seáis severos. Es siempre humillante para uno que le señalen sus errores. No amarguéis aún más la experiencia por una censura inútil. La crítica cruel produce desaliento, y despoja la vida de la alegría y felicidad.OE 512.2

    Hermanos míos, prevaleced más bien por amor que por severidad. Cuando el que comete una falta reconoce su error, tened cuidado de no destruir su respeto propio. No tratéis de herir, sino más bien de vendar y sanar.OE 512.3

    Nadie posee una sensibilidad tan aguda o una naturaleza tan refinada como nuestro Salvador. ¡Y qué paciencia manifiesta él hacia nosotros! Año tras año, soporta nuestra debilidad e ignorancia, con nuestra ingratitud y desvarío. A pesar de todos nuestros extravíos, de nuestra dureza de corazón, de nuestra negligencia de sus santas palabras, su mano está todavía extendida. Y él nos dice: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os améis los unos a los otros.”1Juan 13:34.OE 512.4

    Hermanos, consideraos como misioneros, no entre los paganos, sino entre vuestros colaboradores. Se necesita mucho tiempo y trabajo para convencer a un alma acerca de las verdades especiales para este tiempo. Y cuando las almas se apartan del pecado para allegarse a la justicia, hay gozo en la presencia de los ángeles. ¿Pensáis que los espíritus ministradores que velan sobre estas almas, quedan satisfechos al ver con cuánta indiferencia las tratan muchos de los que se llaman cristianos? Rigen las preferencias humanas. Se manifiesta parcialidad. El uno es favorecido, mientras que otro es tratado cor dureza.OE 512.5

    Los ángeles miran con reverencia y asombro la misión que Cristo vino a desempeñar en este mundo. Se admiran del amor que lo impulsó a darse en sacrificio por los pecados de los hombres. Pero ¡con cuánta ligereza consideran los seres humanos lo comprado por su sangre! OE 513.1

    *****

    No necesitamos empezar tratando de amarnos unos a otros. El amor de Cristo en el corazón es lo que se necesita. Cuando el yo se halla sumergido en Cristo, el verdadero amor surge espontáneamente.OE 513.2

    Con paciente tolerancia venceremos. Es la paciencia en el servicio lo que reporta descanso al alma. Es por medio de los humildes, diligentes y fieles trabajadores, como se promueve el bienestar de Israel. Una palabra de amor y de estimulo hará más para subyugar el genio pronto y la disposición voluntariosa que todas las críticas y censuras que podáis amontonar sobre el que yerra.OE 513.3

    El mensaje del Maestro debe declararse con el espíritu de él. Nuestra única seguridad consiste en mantener nuestros pensamientos e impulsos bajo la dirección del gran Enseñador. Los ángeles de Dios darán a todo obrero verdadero una rica experiencia*17—O. E. cuando hagan esto. La gracia de la humildad amoldará nuestras palabras en expresiones de ternura cristiana.—Testimonies for the Church 7:265, 266.OE 513.4

    *****

    Nos hallamos en tiempos de peligro peculiar de parte de enemigos de afuera y de adentro, y Dios quiere que estéis alerta frente a aquello que concierne a vuestra obra especial. No debéis intentar hacer nada sin la ayuda especial de vuestro Padre celestial. El está aguardando para que lo invoquéis, para poder decir: “Heme aquí.” Si lo buscáis, dice que será hallado de vosotros; su fuerza, su gracia y su justicia serán dadas al humilde y contrito que lo busque de todo corazón.OE 514.1

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents