Larger font
Smaller font
Copy
Print
Contents

Obreros Evangélicos

 - Contents
  • Results
  • Related
  • Featured
No results found for: "".
    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents

    Un conocimiento superficial

    Nunca debe un joven predicador contentarse con un conocimiento superficial de la verdad, porque no sabe adónde puede pedírsele que testifique para Dios. Muchos tendrán que comparecer ante reyes y sabios de la tierra para dar razón de su fe. Aquellos que tienen un entendimiento tan sólo superficial de la verdad no han llegado a ser obreros que no tienen de qué avergonzarse. Quedarán confundidos, y no podrán exponer claramente las Escrituras.OE 97.2

    Es un hecho lamentable que el progreso de la causa se vea impedido por falta de obreros educados. Muchos carecen de calificaciones morales e intelectuales. No imponen severos ejercicios a su mente, no cavan en busca del tesoro oculto. Y como desnatan*4—O. E. tan sólo la superficie, obtienen tan sólo aquel conocimiento que se halla en la superficie.OE 97.3

    ¿Creen los hombres que podrán, bajo la presión de las circunstancias, lograr una posición importante, cuando han dejado de prepararse y disciplinarse para la obra? ¿Se imaginan que pueden ser instrumentos pulidos en las manos de Dios para la salvación de las almas, si no han aprovechado las oportunidades de obtener idoneidad para la obra que tuvieron a su alcance? La causa de Dios pide hombres cabales, que puedan trazar planes, edificar y organizar. Todos aquellos que aprecian las probabilidades y posibilidades de la obra para este tiempo, tratarán de obtener por ardoroso estudio todo el conocimiento que puedan sacar de la Palabra, para emplearlo en servir a las almas menesterosas y enfermas de pecado.OE 98.1

    Un predicador no debe nunca pensar que aprendió lo suficiente y que puede cejar en sus esfuerzos. Su educación debe continuar durante toda la vida. Cada día debe aprender y poner en práctica el conocimiento adquirido.OE 98.2

    No olviden nunca los que están preparándose para el ministerio que la preparación del corazón es, entre todas, la más importante. Ninguna cantidad de cultura mental o preparación teológica puede reemplazarla. Los brillantes rayos del Sol de justicia deben resplandecer en el corazón del obrero y purificar su vida, antes que la luz del trono de Dios pueda reflejarse sobre él para iluminar a aquellos que están en tinieblas. OE 98.3

    *****

    Durante la noche muchas escenas pasaron delante de mí, y me fueron aclarados muchos puntos acerca de la obra que hemos de hacer por nuestro Maestro, el Señor Jesucristo. Fueron pronunciadas palabras por Uno que tiene autoridad, y trataré de repetir en palabras humanas las instrucciones dadas con referencia a la obra que se ha de hacer. Dijo el Mensajero celestial:OE 98.4

    El ministerio se está debilitando porque hay hombres que asumen la responsabilidad de predicar sin haber obtenido la preparación necesaria para esta obra. Muchos han cometido un error al recibir credenciales. Tendrán que emprender obra para la cual estén mejor calificados que para la predicación de la Palabra. Se les paga con los diezmos, pero sus esfuerzos son débiles, y no deben seguir siendo pagados de este fondo. De muchas maneras el ministerio está perdiendo su carácter sagrado.OE 99.1

    Aquellos que son llamados al ministerio de la palabra deben ser obreros fieles y abnegados. Dios llama a hombres que se den cuenta de que deben hacer ardorosos esfuerzos, hombres que pongan en sus labores meditación, celo, prudencia, capacidad y los atributos del carácter de Cristo. La salvación de las almas es una obra vasta, que exige el empleo de todo talento, de todo don de la gracia. Aquellos que estén empeñados en ella deben aumentar constantemente en eficiencia. Deben tener un ferviente deseo de fortalecer sus facultades, sabiendo que serán débiles si no reciben una provisión de gracia constantemente creciente. Deben tratar de alcanzar resultados siempre mayores en su obra. Cuando tal sea la experiencia de nuestros obreros, se verán frutos. Entonces muchas almas serán ganadas para la verdad.OE 99.2

    Larger font
    Smaller font
    Copy
    Print
    Contents